facebooktwitter2FlickrYouTube

Português (Brasil)English (United Kingdom)Español(Spanish Formal International)
Diversidad en movimiento

Agregar personas, permitir el intercambio de experiencias, promover conexiones, estimular la diversidad, democratizar la entrada al teatro y al escenario, celebrar la danza. Con eses objetivos, surgió, en 2007, VIVADANÇA Festival Internacional. Llamado inicialmente Mês da Dança no Vila, para celebrar el Día Internacional de la Danza, el festival se afirmó como parte del calendario de eventos culturales de la ciudad y, seis años después de creado, se puede observar cuánto ha crecido, madurado y se recreado, guiándose por la certeza de que es necesario estar siempre abierto al nuevo y atento a las expectativas de cada nueva circunstancia.

En el 2012, artistas y profesionales de la danza de 18 países estarán reunidos en Salvador, para participar de un amplio programa que incluye espectáculos, talleres, discusiones, exhibiciones de videos y exposiciones en cuatro sitios de la ciudad – Teatro Vila Velha, Teatro Molière, Teatro del Goethe-Institut y Cine-Teatro Solar Boa Vista.

Además, por la primera vez en la historia del festival, una parte de su programa será llevada a otras ciudades brasileñas: Belo Horizonte y Brasilia.

Entre las actividades del festival, la muestra Casa Abierta mantiene su ritmo, integrando amadores y profesionales de variados estilos, mientras la muestra Hip Hop en Movimiento sigue agregando DJs, artistas del grafiti, rappers y bailarines de break. El Premio VIVADANÇA, en su tercera edición, promueve la creación de un espectáculo inédito de danza en Bahia.

Son actividades que, a lo largo del tiempo, han contribuido para definir el perfil del festival – pero que también indican una extensa marcha de innovación y aprendizaje. Fue en el 2008, por ejemplo, que nació la muestra Casa Abierta, que tiene como objetivo garantizar que una variedad de artistas pueda presentarse e intercambiar ideas en el escenario. En aquél año, hubo 40 artistas inscriptos; este año, fueran seleccionados 50 proyectos entre más de 100 inscriptos. También en 2008, en una acción por los derechos humanos, cien presidiarios integraran la platea, al lado de la prensa y de otros invitados, para asistir al espectáculo de abertura del festival, Aroeira – Com Quantos Nós se Faz uma Árvore, de la Compañía Viladança. En el mismo año, había por la primera vez grupos internacionales en el festival, como el Science Friction, de Canadá, y Asier Zabaleta, de España.

En el año siguiente, VIVADANÇA sorprendió una vez más, llevando al escenario del teatro un poco de las calles con la muestra Hip Hop en Movimiento y la I Batalla de Break Dance. Para celebrar el año de Francia en Brasil, el festival trajo a Salvador documentales de danza franceses y la compañía Toufik OI. Al mismo tiempo, la compañía Lanònima Imperial y el solista Daniel Abreu reafirmaran la presencia de España en el VIVADANÇA.

La gran noticia del festival en 2010 fue el Premio VIVADANÇA, creado con la intención de estimular jóvenes creadores de Bahia. El premio posibilitó en aquella oportunidad la realización del espectáculo Odete, Traga Meus Mortos, del coreógrafo Edu O. En la misma edición, surgió la idea de reverenciar grandes maestros de la danza. El primer a recibir el homenaje fue uno de los pioneros en la enseñanza de la danza en Bahia: Mestre King. Enseguida serían igualmente celebrados Antônio Nóbrega, Luis Arrieta y Tadashi Endo.

El año del 2011 quedó marcado como aquél en el que VIVADANÇA amplió sus horizontes: ultrapasó las paredes del Teatro Vila Velha, llevando su programa para otros teatros de la ciudad de Salvador; multiplicó su trabajo para la formación y apreciación artística; se asoció a otros festivales; y fortaleció su interés por otros lenguajes en su relación con la danza, como el audiovisual (a través de las exhibiciones de video) y las artes visuales (con intervenciones artísticas del Coletivo Visio, en las inmediaciones del Teatro Vila Velha, y la realización de una exposición de dibujos del argentino Carybé). Otra innovación fue el encuentro de diversos gerentes culturales de América Latina en la mesa redonda que discutió los retos y posibilidades del área.

La historia de VIVADANÇA Festival Internacional denota el propio principio del festival, que estimula la fruición, creación, difusión y reflexión de la danza, sin límites ni prejuicios. El festival estimula los diálogos y cambios de experiencias, entre artista y platea, amadores y profesionales, centro y suburbio. Es la diversidad en movimiento.